Las claves para ahorrar en un mundo consumista

Las claves para ahorrar en un mundo consumista

cdn-expansion

Los hábitos transmitidos de padres a hijos, la influencia social, las modas, las recomendaciones entre amigos o familia y la publicidad pueden sabotear e influenciar negativamente tus hábitos de consumo este fin de año, de acuerdo con especialistas.

A nivel mundial, 59% de las personas no planifican sus compras y dos de cada tres que sí lo hacen, no se ajustan a esos planes, según datos del 2013 del Banco Mundial. El control de gastos es la principal herramienta para sanear tus finanzas. Según datos estimados, los mexicanos gastan anualmente desde 38,000 hasta 40,000 pesos en regalos y festejos del día de reyes, de la Candelaria, de la madre, del niño, del padre, de muertos, vacaciones de verano y decembrinas, así como fiestas patrias y navideñas.

En un comparativo simulado, esos 40,000 pesos invertidos en los últimos 10 años en un fondo de inversión que siga al IPC de la Bolsa Mexicana de Valores, hubieran tenido un rendimiento aproximado de 50% y esa persona habría ganado 88,000 pesos. Mientras que si los hubiera invertido en Cetes a 28 días, con una tasa de interés de entre 3% y 4%, habría logrado ahorrar 66,000 pesos.

La encuesta Global de Educación Financiera de Standard & Poor’s 2014 dice que el 32% de la población en México tiene educación financiera, es decir, sabe qué significa interés, interés compuesto, ahorro e inversión por mencionar algunos conceptos. El estudio ubica a México por debajo de Noruega, Dinamarca y Suecia, países donde el nivel educativo en estos temas es de 71%.

El problema radica en que la gente toma decisiones basadas en sus impulsos y emociones, no de manera racional de acuerdo con sus necesidades. El 80% basa en conductas y 20% en conocimiento, es decir, que no compara ni reflexiona al momento de comprar.

Si bien cada cabeza es un mundo y cada persona tiene sus propias necesidades, el consumo puede controlarse si se priorizan necesidades, se define un monto máximo para cada necesidad, se usa la tarjeta de crédito como medio de pago de bienes duraderos, se es totalero al saldar su cuenta, se respeta los montos asignados a cada rubro de gastos, se resiste a las ofertas y se aprovechan los incentivos fiscales como las deducciones.

Se recomienda que del 100% de los ingresos mensuales, 55% se destinen a cubrir gastos fijos, 10% a alcanzar alguna meta a mediano plazo, 10% al ahorro para el retiro, 10% al entretenimiento, 10% en educación y 5% para emergencias. De tal manera que el ahorro representará 25% de tu ingreso total.

El ahorro se logrará si le ponemos nombre y apellido a esas metas y lo volvemos recurrente. Una forma de lograrlo es domiciliarlo a la tarjeta de débito o vía nómina.

El paso siguiente es invertir ese ahorro para hacerlo crecer. Los especialistas alertaron que el 2017 será un año en el que subirá la inflación, por lo tanto se debe ser cauteloso en los gastos básicos (fijos), limitativo en los gastos discrecionales (variables o compra de algún bien que se convierta en un pasivo, como un auto) y comenzar a ahorrar.

 

Fuente: Expansión.

Share this post

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *